junio 19, 2024

La Cámara de Diputados aprobó con media sanción una nueva ley de movilidad jubilatoria. Lo que cambia con la nueva propuesta jubilatoria es el piso. Una jubilación mínima, actualmente, es de 206 mil pesos con una discrecionalidad por parte del ejecutivo de un bono de 70 mil. De avanzar en la cámara alta, esto llevaría a un nuevo piso al haber mínimo que podría situarse en $292 mil pesos.

El proyecto fue votado con el respaldo de 160 diputados, representando más de las dos terceras partes necesarias para su aprobación en la Cámara Baja.

Sin embargo, la aprobación de esta medida tuvo repercusiones. El presidente Javier Milei, conocido por su postura fiscal rigurosa, fue enfático en su advertencia de vetar cualquier proyecto que implique un aumento del gasto público. Ratificó en duros términos su intención de bloquear iniciativas con costo fiscal adicional, subrayando la necesidad de mantener un presupuesto equilibrado y evitar el aumento del déficit.

El Camino al Senado y la Posibilidad del Veto

Para que la reforma jubilatoria se convierta en ley, necesita también la aprobación del Senado, donde se requieren 48 votos a favor. Es probable que la reforma obtenga el respaldo necesario, lo que preocupa a la administración de Milei, que se prepara para una posible confrontación.

Si el Senado aprueba la ley, el presidente puede vetar el aumento. Para superar el veto, se necesitaría nuevamente el apoyo de las dos terceras partes de ambas cámaras. En la Cámara de Diputados significan 172 votos, y la ley salió con 160 y 8 abstenciones. Lo cual implica difícil que se cambien de posición 160 diputados más los que se abstuvieron. Y se necesitan 48 votos en el senado.

La próxima votación en el Senado y las posibles acciones de veto presidencial anticipan un período de intensos debates y decisiones políticas.