julio 17, 2024

El Ministerio de Salud lanzó la campaña «Invierno Saludable» con el objetivo de brindar recomendaciones para prevenir las infecciones respiratorias agudas bajas (IRAB) en niños y niñas, especialmente durante los meses más fríos del año. Estas infecciones representan una de las principales causas de mortalidad infantil reducible y constituyen un problema de salud significativo para la población infantil de 0 a 5 años.

La Dirección de Salud Perinatal, Niñez y Adolescencia, encabezada por la directora Elvira Quiles, ha destacó la importancia de estas medidas preventivas. Quiles señaló que las IRAB son la tercera causa de mortalidad infantil en el país, después de las causas perinatales y las malformaciones congénitas.

Para enfrentar esta problemática, el Ministerio de Salud organiza estrategias a nivel nacional para una adecuada respuesta a la demanda de atención médica entre mayo y septiembre. Estas estrategias incluyen la planificación y organización de la atención en todos los niveles del sistema de salud.

En caso de que un niño presente síntomas como tos, fiebre, moco, dificultad para respirar, decaimiento, falta de apetito, piel azulada o irritabilidad, se debe acudir al centro de salud u hospital más cercano. Los grupos de riesgo para estas enfermedades incluyen bebés menores de un año, prematuros, niños con bajo peso al nacer, aquellos con displasia broncopulmonar o cardiopatías congénitas.

Destacan la importancia de la leche materna, la vacunación, evitar fumar, no compartir utensilios ni mate, ventilar los ambientes, no abrigar demasiado a los niños, permitir que estén al aire libre y lavar bien las manos para prevenir estas afecciones.

Los niños menores de dos años son los más vulnerables, ya que las IRAB causan hasta el 50% de las internaciones y el 70% de las consultas ambulatorias. En el primer nivel de atención, con la organización de las salas de internación abreviada, se realizan los tratamientos iniciales, se acompaña a la madre, se enseñan medidas de prevención y seguimiento, y se deriva al hospital si es necesario para una atención de mayor complejidad.